No todas las diabetes son iguales

 

No todas las diabetes son iguales.

Llamamos diabetes a la elevación de los niveles de glucosa (azúcar) que provocan daños al organismo en forma aguda y crónica. Esta enfermedad, es conocida porque provoca molestias con “P”: Poliuria (orinar mucho), Polidipsia (tomar mucho agua), Polifagia (tener mucha hambre) y Pérdida de Peso, aunque en muchas ocasiones puede pasar desapercibida hasta estadios avanzados. La forma de detectarla es cuando después de un ayuno de 8 horas, se toma una muestra de sangre de la vena y los niveles se encuentran por arriba de 126 mg/dl. Otra forma consiste en darle a beber al paciente una cantidad específica de glucosa líquida (75 g) y valorar cuánto tolera su organismo (lo normal es que a las 2 horas los niveles en sangre no sean mayores de 200 mg/dl). Finalmente, se detecta en aquellas personas que, sin importar lo que hayan comido o hecho, tengan cifras de glucosa mayores de 200 mg/dl en cualquier momento del día¹

Una vez que se tiene el diagnóstico, los pacientes (y en algunos casos los médicos), se preguntan ¿y qué tipo de diabetes es? Y es que: No todas las diabetes son iguales. Anteriormente se asumía que todos los pacientes jóvenes tenían diabetes tipo 1 y que todos los pacientes mayores de 40 años tenían diabetes tipo 2, inclusive se llegaron a definir como “diabetes juvenil” y “diabetes del adulto” y de aquí la importancia de la clasificación, ya que a los primeros se les trataba desde el inicio con insulina y a los segundos se les prescribía exclusivamente con medicamentos orales, lo cual inclusive propició la creación de las clasificaciones “diabetes insulino-dependiente” y “diabetes no-insulino dependiente”². Hoy sabemos que esto no es así, ya que algunos pacientes con diabetes tipo 2 requerirán insulina desde el inicio; además,  con los avances del conocimiento las clasificaciones continuarán modificándose³

En términos generales tenemos los siguientes tipos de diabetes:

  1. Diabetes tipo 2. Es aquella en donde el páncreas sigue produciendo insulina (la hormona encargada de metabolizar la glucosa), pero lo hace de forma deficiente o bien, el cuerpo desarrolla resistencia a su acción (es decir, no funciona como debería). Este tipo es más común en personas mayores de 40 años, pero debido a que más del 30% de los niños en edad escolar y adolescentes en México tienen sobrepeso u obesidad, también se ha incrementado el diagnóstico de diabetes tipo 2 en esta población4
  2. Diabetes tipo 1. Es aquella en donde el páncreas deja de secretar insulina debido a un proceso en el que las defensas del cuerpo atacan a las células encargadas de su producción (células beta pancreáticas). Este proceso se llama “autoinmunidad” y, además de los síntomas “P” y de los estudios en sangre, se detectan marcadores específicos llamados “autoanticuerpos”¹. Este tipo de diabetes es más común en los niños, sin embargo, también pueden afectar a jóvenes de hasta 20 años. Algunos niños que la padecen pueden ingresar con síntomas muy severos al hospital debido a deshidratación y acúmulo de sustancias tóxicas; esto se llama cetoacidosis1
  3. Diabetes gestacional. Este tipo de diabetes se detecta entre la semana 24 a 28 del embarazo. Su detección es muy importante porque puede provocar alteraciones en el feto y complicar su nacimiento. Si bien la diabetes remite después de terminar el embarazo, 3 de cada 10 mujeres que la padecen, pueden continuar teniéndola¹.   
  4. Diabetes del Adulto de instauración en el Joven (se llama MODY, por sus siglas en inglés: Maturity Onset Diabetes of the Young). Este tipo de diabetes pertenece a un grupo llamado “monogénico” en donde un solo gen que tiene que ver con la secreción o acción de la insulina está afectado. Son personas jóvenes (menores de 25 años), con carga familiar importante para diabetes (al menos un miembro de dos generaciones) y que no tienen características de la llamada “resistencia a la insulina”. Se ha estimado que este tipo de diabetes representa el 1-2% y su detección es muy importante, porque algunos responden mejor a medicamentos orales llamados sulfonilureas o inclusive algunos no requieren manejo más que con dieta y ejercicio. Dentro de estas diabetes “monogénicas” también se encuentran algunas que únicamente afectan a los niños recién nacidos5
  5. Diabetes con autoinmunidad latente del adulto (se llama LADA, por sus siglas en inglés: Latent Autoimmune Diabetes of the Adult). Son adultos jóvenes (mayores de 25 años), que los primeros 6 meses se tratan con medicamentos, pero que eventualmente requieren insulina porque desarrollan autoinmunidad. Es como si fueran pacientes con diabetes tipo 1, pero de inicio gradual6
  6. Diabetes secundaria. En este caso la glucosa en sangre se eleva como consecuencia de otra enfermedad, como las relacionadas con las glándulas (por ejemplo con el exceso de hormona de crecimiento llamado acromegalia); debido a una inflamación del páncreas por una obstrucción del conducto que permite salida de sus secreciones (pancreatitis) o bien, por el uso de algunos medicamentos como los que se utilizan para la inflamación (esteroides), entre otras7

Tal como se puede apreciar, existen muchos tipos de diabetes y es importante saber cuál tipo se tiene, ya que de esto depende un adecuado tratamiento y seguimiento. Sin embargo, algunos casos pueden significar un verdadero reto diagnóstico debido a que pueden presentar combinaciones de sus características. Es por esto, que lo mejor es acudir a valoración con el equipo médico, quien realizará los estudios necesarios para orientar el diagnóstico y brindar la atención necesaria. 

Referencias

  1. American Diabetes Association. 2. Classification and Diagnosis of Diabetes: Standards of Medical Care in Diabetes-2019. Diabetes Care 2019; 42(Suppl 1): S13-28. 
  2. Gavin JR 3rd. New classification and diagnostic criteria for diabetes mellitus. Clin Cornerstone 1998; 1(3): 1-12. 
  3. Ahlqvist E, Storm P, Karajamaki A, Martinell M, Dorkhan M, Carlsson A, et al. Novel subgroups of adult-onset diabetes and their association outcomes: a data-driven cluster anaysis of six variables. Lancet Diabetes Endocrinol 2018; 6(5): 361-9.
  4. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016; Instituto Nacional de Salud Pública. 
  5. Anik A, Catli G, Abaci A, Bober E. Maturity-onset diabetes of the young (MODY): an update. J Pediatr Endocrinol Metab 2015;28;251-63.
  6. Namban B, Aggarwal S, Jain A. Latent autoimmune diabetes in adults: a distinct but heterogeneous clinical entity. World J Diabetes 2010; 1: 1111-5. 
  7. Thomas CC, Philipson LH. Update on diabetes classification. Med Clin North Am 2015; 99(1): 1-16.

Dr. Aldo Ferreira Hermosillo

Endocrinólogo/Maestro en Ciencias 

Investigador Asociado Unidad de Investigación Médica

en Endocrinología Experimental

Centro Médico Nacional Siglo XXI, IMSS

Consultorio Ámsterdam 43, Local 2 Hipódromo Condesa, CDMX, 06100

Teléfono (55) 5211-9967