Diabetes“Burnout”

 

¿Harto de la diabetes?


¿Te has sentido cansado o harto del manejo de tu diabetes? ¿Te has sentido desgastado hasta llegar al punto en el que dices “ya no más”? ¿Has escuchado sobre el “Burnout”?
El “burnout” es un concepto de psicología que se utiliza hoy en día para entender mejor el proceso en el que una persona, después de esforzarse por solucionar un problema crónico, se desgasta, cansa, harta o “quema” que sería su traducción literal al español. Así vemos el burnout en el trabajo y en otras áreas de la vida.

¿Te quema la diabetes?

Cuando vivimos con diabetes necesitamos manejar exhaustivamente una condición de manera permanente. Debemos realizar análisis muy detallados de mucha información, medir diferentes variables (glucosa, carbohidratos, sensibilidad a la insulina, factores de corrección) y con toda esa información encontrar soluciones. Si somos honestos, reconoceremos que con mucha frecuencia parecería que esta tarea jamás termina. Seguramente te has encontrado con que habrá periodos de tiempo en los que a pesar de tu mayor esfuerzo para alcanzar tus metas glucémicas, tu peso, el porcentaje soñado de hemoglobina glucosilada y tiempo en rango parecería que tu diabetes se empeña en hacer lo contrario y claro, podrías desanimarte….o quemarte.

¿Cuál es el peligro real de este burnout?


Ante el desánimo viene el problema real: comenzamos a perder interés y requerimos de mucho tiempo para sobreponernos y retomar las riendas de nuestra salud en general y nuestra diabetes. En algunos sitios web y textos especializados en diabetes se dice que este proceso es muy similar al de la depresión así que hay que conocer sobre él y tener las precauciones debidas. ¿Qué haces con esos días en los que por todos los medios te esfuerzas para encontrar soluciones que te ayuden (nuevos tratamiento, consejos del equipo de diabetes, educación en diabetes) y sin embargo no consigues tus metas?

Si te sientes muy cansado, triste, frustrado y desanimado porque a pesar de que pones atención día y noche no conseguiste un buen control entonces quizá estés experimentando este Burnout de la Diabetes y necesites ayuda de un experto en salud emocional que además conozca sobre el manejo de la diabetes tipo 1.

Aqui algunos consejos

1. Comprender y analizar: Nos fascinaría que nuestra glucosa estuviera eternamente en 100mg/dl y que nuestro medidor continuo de glucosa marcara una línea recta, absolutamente recta. A pesar de que hay quienes logran algo semi-recto, la glucosa y su comportamiento responde a razones conocidas como la alimentación o el estrés.
Sin embargo, quienes vivimos con diabetes sabemos que en ocasiones la glucosa subirá sin causa aparente. Esto puede desanimarnos mucho sobre todo si llevamos una bitácora llena de buenos resultados. Si de vez en cuando tu glucosa se dispara trata de encontrar la causa. Si de plano no la encuentras, acuérdate que puede subir sin razón y mejor busca la manera de solucionarlo.

2. Si diste lo mejor de ti y de cualquier forma no funcionó: Piensa que no has fracasado, simplemente la diabetes requiere de mucho trabajo y en ocasiones no lograremos nuestros objetivos. Date la oportunidad de intentarlo de nuevo y de formas distintas. El trabajo en equipo es siempre el mejor aliado. Acércate a tu médico y educador en diabetes para aclarar tus dudas y trabajar en estrategias nuevas.
3. ¿Burnout? Si sientes que estás ya cansado y que has invertido el máximo esfuerzo entonces es tiempo de relajarse. Recuerda que para evitar sentirnos desanimados y totalmente quemados es importante tomarnos el tiempo para analizar nuestra salud en términos generales, incluyendo la salud emocional.
4. Platica con los policías de tu diabetes. Son aquellas personas cercanas a ti que saben que vives con diabetes y que parecen vigilar tu comportamiento todo el tiempo, estar bajo la lupa puede ser ¡muy estresante! Generalmente, los policías de la diabetes son nuestras mamás, esposos, hijos y amigos cercanos. Platica con ellos, la comunicación es la mejor estrategia en este caso. No olvides que lo hacen por tu bien y
deja en claro que pedirás ayuda cuando la necesites.
5. Establece metas realistas. Trabaja con el equipo al cuidado de tu diabetes para fijar metas que puedas alcanzar sin quemarte. Recuerda, cuando sientas que estás demasiado agobiado, irritable, triste y frustrado platica con ellos y analicen tus objetivos. Quizá puedan realizar cambios o trazar una mejor estrategia para lograrlos sin afectar tu salud mental.
Recuerda que la diabetes es una condición que requiere de mucha atención pero que nuestra salud emocional también juega un papel muy importante. Ayudémonos a trabajar por alcanzar nuestros objetivos y así gozar de una muy buena calidad de vida.

Fuentes

  1. http://www.clinidiabet.com/es/infodiabetes/salud_emocional/19.htm
  2. http://www.diabetesaustralia.com.au/conquest/0101-burnout.htm
  3. http://www.joslin.org/managing_your_diabetes_596.asp

Sobre el autor:
Lic. Mariana Gómez Hoyos
Mariana fue diagnosticada con diabetes Tipo 1 en el verano de 1985. Ella es Psicóloga y Educadora en
Diabetes. En 2008, Mariana comenzó un blog donde comparte su experiencia de vida con otros Mariana
trabajó con la Federación Mexicana de Diabetes hasta 2012 y hoy en día es Gerente de Proyectos en
Beyond Type 1.