Auto monitoreo de glucosa: la pauta para un buen control de tu diabetes.

 

Auto monitoreo de glucosa: la pauta para un buen control de tu diabetes.

 

El auto monitoreo de glucosa es parte esencial del tratamiento para el pacientecon diabetes. Esta herramienta nos permite prevenir y tratar hipo o hiperglucemias, ver como reacciona nuestro organismo ante la alimentación, medicamentos, emociones; y con esto darle las bases al profesional de la salud para realizar los ajustes necesarios.
La cantidad de tomas de glucosa dependerá de: el tipo de diabetes, tipo de tratamiento (oral o insulina) así como cambios recientes en la terapia, si estás pasando por un periodo de enfermedad o alguna situación que descontrole el nivel de glucosa.
Muchos pacientes evitan realizar sus tomas de glucosa de manera frecuente por las incomodidad o dolor que esto les puede causar. Es importante saber que existe una técnica correcta de auto monitoreo para evitar dichas molestias:

  1.  La punción debe hacerse en la parte lateral del dedo y NO en medio. Esto se debe a que las terminaciones nerviosas se encuentran en la parte media del dedo, por lo que es una zona más sensible y susceptible al dolor, además de que en la parte lateral hay mayor flujo sanguíneo.
  2. Revisar el nivel de punción. Todas las plumas tienen diferentes niveles de profundidad a los que entra la aguja. A menor nivel, menor profundidad y por lo tanto menor dolor.
  3.  Cambiar la lanceta. Lo ideal es usar una lanceta por cada piquete, ya que estas van perdiendo filo, lo que puede llegar a lesionar el dedo al momento de realizar el piquete.
  4. Una vez hecha la punción es importante “ordeñar” el dedo desde la parte donde inicia la mano hacía el sitio de obtención de muestra, de manera que podamos obtener una buena gota de sangre.

Para asegurar que la toma de glucosa nos de valores exactos es fundamental que antes de tomar la muestra, laves muy bien tus manos y esperes a que seque.
También debes estar pendiente de que las tiras no estén caducadas, de ser así, el valor de glucosa puede no ser muy confiable.
Con los avances de tecnología en salud, actualmente ya existen varios dispositivos de MCG (Monitoreo Continuo de Glucosa), los cuales nos permiten tener mediciones de glucosa durante todo el día, disminuyendo considerablemente la cantidad de punciones en los dedos. Los sensores son muy exactos, sin embargo es conveniente recalcar que las tomas de glucosa en sangre y las de sensor RARA VEZ van a ser idénticas, lo cual es normal ya que la glucosa del sensor tiene un retraso de 5 a 6 minutos contra la de sangre. Algunos otros factores que pueden hacer que ambas glucosas tengan mayor diferencia pueden ser: deshidratación, colocación del sensor en un sitio no indicado, momentos en
que la glucosa está más inestable por ejemplo después de comidas o de aplicación de un bolo de insulina.
Recuerda que con un monitoreo frecuente de glucosa, podrás tomar decisiones informadas en tu día a día y también le brindarás a tu profesional de la salud la información adecuada para ajustar tu tratamiento, logrando tener un buen manejo y control de tu diabetes.